depresion-postvacacional
Depresión Post Vacacional
17 julio, 2018
Diferentes tipos de alergias
18 septiembre, 2018

Cómo llevar un embarazo de la manera más saludable

 

Sabemos que el embarazo es uno de los momentos más especiales de la vida para una mujer. Es imprescindible llevar un control periódico durante los meses de gestación para conseguir un embarazo saludable desde el primer hasta el último día. Aquí te sugerimos una serie de pautas que debes seguir para un periodo de gestación óptimo y sano:

Controles médicos:

El seguimiento del embarazo es imprescindible:

El objetivo principal de la atención prenatal es ayudar a las mujeres a mantener embarazos saludables a través de la identificación de condiciones de salud ya existentes, detección temprana de complicaciones, fomento de la salud y prevención de enfermedades y preparación para el parto.

Los controles prenatales permiten monitorear el estado del feto y de la madre desde los inicios de la gestión. Gracias a un seguimiento correcto podemos evitar posibles complicaciones y vigilar la evolución del embarazo.

En Hospital Pío XII contamos con los mejores profesionales para un control prenatal óptimo:

 

PRUEBAS DE LABORATORIO:

Los análisis generales son una de las herramientas diagnósticas más importantes y precisas ya que representan las primeras exploraciones de una posible enfermedad. Disponemos de las siguientes pruebas de laboratorio:

  • Servicio de análisis clínicos
  • Anatomía patológica
  • Citologías
  • Microbiología e inmunología
  • Análisis clínicos generales, específicos y genéticos

PRUEBAS GINECOLÓGICAS:

Mantener una buena salud íntima es primordial tanto para la madre como para el futuro bebé. En Hospital Pío XII disponemos de pruebas ginecológicas como:

  • Consulta ginecológica
  • Exploración ginecológica y mamaria
  • Colposcopia
  • Citología
  • Ecografía transvaginal


El diagnóstico por imagen agrupa las tecnologías que permiten explorar el interior del cuerpo para comprobar la existencia o evolución de una enfermedad o lesión.

Son completamente seguras y conllevan una importancia vital en todo el proceso del embarazo. Además, la facilidad y la sencillez con la que se trabaja permite que todas las mujeres embarazadas, independientemente de sus condiciones físicas, puedan realizarse estas pruebas de manera inocua.

Los resultados son rápidos y concisos.

Cada una de las máquinas ofrece resultados distintos, te informamos de cuáles son cada una de ellas y para qué sirven:

 

Antes del embarazo:

Antes de planear un embarazo, se recomienda tener un control previo para asegurarnos que estamos preparadas y sanas para concebir.

– Mamografía 2D y 3D con Tomosíntesis: obtiene imágenes del tejido interno de las mamas mediante la emisión de dosis bajas de rayos X. Se realiza en mujeres mayores a 30 años para resolver cierta sintomatología mamaria: dolor, aparición de “bultos”, etc

Ecografía Invenia Abus: ultrasonidos 3D que permiten obtener imágenes del tejido mamario denso de forma rápida y cómoda. Invenia Abus puede detetectar un cáncer de mama invasivo en un 55% en comparación con la mamografía por sí sola.

Durante el embarazo:

En el periodo de gestación son requeridas tres ecografías correspondientes a los tres trimestres del periodo. Sin embargo, es recomendable combinarlas con ecografías adicionales para asegurarnos un control prenatal más preciso, y para guardar un recuerdo en imágenes de éste momento tan especial. Disponemos de:

– Ecografía: técnica que emplea los sonidos de alta frecuencia para obtener imágenes del interior el cuerpo. La información recibida visualiza en una pantalla y pueden imprimirse o grabarse en vídeo.

-Eco Mamaria: visualiza la estructura interna de los tejidos, sanos o enfermos, en múltiples planos. Se realiza en mujeres menores de 30 años y embarazadas.

-Ecografía 5D (obstétrica de alta resolución): imágenes tridimensionales en movimiento. Se obtiene mayor resolución, mayor nitidez, e incluso se establecen tonos de sombras que dan un aspecto más realista a la cara del bebé. Se puede realizar en todos los trimestres, aunque es recomendable entre las semanas 24 y 30.

¿Qué puedes hacer tú?

Pero el tener un embarazo saludable…¡también depende de ti! Te contamos cuáles son las principales pautas para llevar el proceso de gestación lo mejor posible:

LA ALIMENTACIÓN:

La alteración del nivel de hormonas durante la gestación crea unas necesidades nutricionales diferentes.

Hay una serie de alimentos imprescindibles que debes incluir en tu lista si estás embarazada:

Los lácteos: el consumo de al menos cuatro raciones de lácteos diarias es imprescindible debido a su alto contenido en calcio (¡ojo, siempre pasteurizados!)

Las verduras: sobre todo las verdes (acelgas, brócoli, espinacas, judías, etc.), ya que tienen ácido fólico (importantísimo en el periodo de gestación porque pertenece a las vitaminas del grupo B, (las que regulan el metabolismo humano)

Las carnes y mariscos: debido a su alto nivel en hierro

La fruta: ideal para combinar con guarniciones de verduras ricas en vitamina C

El huevo: es el alimento que contiene las proteínas más completas y de mayor valor biológico, (¡si puedes, cómpralos ecológicos!)

Las legumbres: gracias a su índice glucémico bajo y su vitamina B se recomiendan varias veces a la semana

El pan y la pasta: INTEGRALES, para así evitar el estreñimiento

Al igual que hay una lista de imprescindibles, tenemos la lista de los alimentos prohibidos durante tu embarazo:

  • ¡Fuera lo crudo!: adiós a la carne cruda, huevo crudo, verdura cruda y marisco crudo
  • Quesos y leche NO pasteurizados
  • Café y bebidas estimulantes
  • Abusar de la sal fina
  • Alcohol

EL EJERCICIO:

Mantenerse en buena forma también es beneficioso para el bebé pero, ¿cuáles son los ejercicios más adecuados para el embarazo?

  • Caminar durante el embarazo es una actividad que se puede realizar desde el primer día hasta el último de la gestación. No sólo ayuda a aliviar el malestar que puede generar el embarazo, sino que favorece la llegada del bebé de manera natural.
  • Yoga prenatal y estiramiento: alivian la tensión y favorecen la flexibilidad, además de aprender a controlar tu respiración.
  • Ir en bicicleta mejora la circulación de las piernas y se puede realizar hasta el 5º o 6º mes de embarazo. Para finalizar con los últimos meses de embarazo se recomienda una bicicleta estática.
  • Aerobics de bajo impacto: existen ejercicios de work out especiales para mujeres embarazadas. El aerobic te ayuda a mantener el tono muscular.
  • Nadar, además de ser un ejercicio totalmente seguro para las embarazadas, trabajas los músculos de las piernas y de los brazos y permite que te sientas más ligera.

 

LAS CLASES PRE-PARTO:

¡Son de gran ayuda! No sólo te preparan de forma física mental para el momento de la concepción, sino que también se resuelven dudas acerca de la crianza del bebé, explican rutinas a seguir para las futuras madres, te enseñan técnicas de relajación y respiración, etc.

Las clases pre-parto se dividen en clases teóricas (dónde se explican los cambios de la gestación, las fases del parto, etc.), y en clases prácticas (incluyen gimnasia prenatal, entrenamiento y medidas posturales, entre otras cosas).

Está claro que para vivir la experiencia más bonita del mundo es necesario ser conscientes del seguimiento correcto que se debe hacer para conseguir un embarazo saludable y óptimo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 18 =

Aviso urgente Asisa, no se realizarán extracciones el día 20 de mayo

Les comunicamos que el próximo lunes 20 de mayo, de forma extraordinaria, no habrá servicio de extracciones.

Disculpen las molestias. Muchas gracias.